3 cosas: Simeone experimenta, el Atlético domina al Numancia para empezar la pretemporada

El juego anual Memorial Jesús Gil y Gil, disputado por un trofeo que lleva el nombre del infame expresidente del Atlético de Madrid, vio al Atlético vencer al Numancia por cuatro goles a cero en su primera carrera de pretemporada en el Estadio Municipal de Burgo de Osma.

Diego Simeone ha presentado dos equipos diferentes, dando a sus jugadores su primera oportunidad de impresionar en un campo desde el final de la campaña 2021/22 al asegurar el tercer lugar en La Liga.

Fue el primero de cuatro amistosos, el siguiente enfrentó a los Colchoneros contra el Manchester United antes de los encuentros con Juventus y Cádiz.

Aquí hay tres cosas aprendidas de la primera salida de la temporada.

Simeone no sabe qué formación usar… todavía

El Atlético cambió su alineación en el descanso, y no fue solo el personal lo que cambió, sino también la forma.

En la primera mitad, el Atleti presentó un 5-3-2 similar al que nos ha acostumbrado durante los últimos 24 meses, con Daniel Wass y Yannick Carrasco jugando en ambos extremos.

En el segundo, el Atleti volvió a un 4-4-2 más tradicional. Rodrigo Riquelme actuó como extremo más ofensivo por la izquierda, con Marcos Llorente como lateral interior por la derecha. Fue como ver al Atlético de Madrid 2018/19, y no solo porque Antione Griezmann falló algunas ocasiones.

Esto genera dudas sobre qué tiene planeado El Cholo para esta temporada. El campo de entrenamiento de pretemporada de San Rafael en Los Ángeles sugeriría más una tendencia 4-4-2, pero luego el calendario del equipo apuntaría a un 5-3-2.

Es probable que tengamos una idea mucho más clara contra rivales de mayor nivel, como el Manchester United en el próximo amistoso, y eso podría ser una prueba real de cualquiera de las estructuras que Simeone está intentando.

Pero lo más destacado no fue un 5-3-2 o un 4-4-2, fue el cambio definitivo.

Numancia - Atlético de Madrid - Amistosos de Pretemporada

Antonio Gomis del Atlético de Madrid tercer portero jugando con Felipe de la camiseta del Atlético de Madrid como mediocampista durante el partido amistoso de pretemporada entre el Numancia y el Atlético de Madrid en el Estadio Burgo por Osma el 27 de julio de 2022 en Soria, España.
Foto de Diego Souto/Quality Sport Images/Getty Images

Antonio Gomis, portero del Atleti B de 19 años, sustituyó al lesionado Mario Hermoso como exterior, vistiendo la camiseta con el número 18 sin estrenar del también lesionado Felipe. Para resumir sus 14 minutos de acción, no debería sorprenderte que el Barcelona haya hecho una oferta de 100 millones de euros para llevar su sedoso juego de pies al Camp Nou para reforzar su centro del campo.

¡Juegos que conducen a los goles!

Un título increíble. O podrías pensarlo mirando al Atlético la temporada pasada, que marcó menos goles a balón parado que el Espanyol y solo uno más que el descendido Alavés.

De los cuatro goles al Numancia, tres llegaron de córner, y los rojiblancos volvieron a mostrarse peligrosos en escenarios a balón parado. Primero Ángel Correa convirtió de volea al segundo palo, luego Geoffrey Kondogbia de vida en un remate de Rodrigo de Paul tras el Numancia no despeja. Finalmente, Matheus Cunha tomó medidas justo después del medio tiempo.

La confianza en particular marcó un cambio significativo con respecto a la temporada pasada. El esfuerzo de De Paul, que terminó superando el lanzamiento del portero del Numancia, Gaizka Ayesa, fue el tipo de intento de gol que los mediocampistas del Atleti fallaron con demasiada frecuencia la temporada pasada.

Este juego vio tres goles de jugadas a balón parado que no necesariamente fueron cabezas imponentes de un delantero centro, sino más bien jugadores que aprovecharon las oportunidades de una fracción de segundo y espacios pequeños para anotar. Fue un cambio bienvenido desde el letargo de los jugadores rojiblancos en algunos escenarios similares la temporada pasada.

Por supuesto, Numancia no será la prueba más dura de coordinación y diseño de escenarios, pero es una señal prometedora. Si los Colchoneros pueden fortalecer esta área de su juego, tanto ofensiva como defensivamente, les dará un impulso bienvenido.

Morata bajo presión hizo lo que hace Morata bajo presión

No puedes juzgar a ningún jugador durante los 45 minutos de un amistoso de pretemporada, por supuesto que no. Pero es una buena noticia para Álvaro Morata más que para nadie.

Estuvo con el balón solo 12 veces en 45 minutos de acción, menos que cualquier otro jugador del Atlético, y tuvo la tasa de éxito de pases más baja con un 44%. Tampoco logró registrar un tiro, ni tocar el balón en el área, y se vio aislado ya que perdió la posesión siete veces.

Para un hombre que -se podría decir- se juega el futuro (aunque el Atlético niega querer venderlo), Morata no ha hecho mucho por impresionar. Es más que capaz de producir, pero lucha cuando hay presión. Y su regreso al Atlético le obliga a lidiar con dificultades previas, incluida una pelea con Simeone antes de que dejara el club en 2020.

Sin embargo, el delantero español puede tener pocas quejas sobre su trato por parte del entrenador en el inicio de la pretemporada. Dado su rol titular ante el Numancia, podría estar más alto en el orden jerárquico de lo que inicialmente se pensaba.

Todas las opciones de ataque disponibles del club tuvieron la oportunidad de brillar, y João Félix se quedó en el Madrid para seguir recuperando la forma tras perderse varios días de trabajo por un golpe. Era una primera oportunidad para Morata de reclamar, pero no la aprovechó.